Más de 3000 mil dirigentes movilizó el PJ por el Día de la Lealtad.

Más de 3000 mil dirigentes movilizó el PJ por el Día de la Lealtad.

PABLO OUTES

El 17 de octubre estuvo lleno de militancia, el peronismo mostró su fuerza de movilización y miles de compañeros reafirmaron su lealtad al movimiento más importante y masivo del país. «Liberen a Perón»

Dirigentes de toda la Provincia

La cita del Partido Justicialista para la conmemoración del Día de la Lealtad se dio en el estadio Delmi de la Ciudad de Salta, con bombos y trompetas, tal como es la costumbre y expresión de amor que solo el peronismo sabe hacer. El momento más importante fue cuando empezaban a llegar columnas y columnas de gente al predio, tantos llegaron que algunos no pudieron entrar. También participaron : el bloque de 25 Diputados Provincial y 56 Intendentes y el Foro de Concejales .

Estadio Delmi

En nombre de los órganos del PJ, el Presidente de la CAP, Pablo Outes,dijo: «Queremos agradecer a toda la dirigencia, tanto de la Capital como del Interior de nuestra provincia, al igual que a los más de 50 intendentes, Senadores, Diputados, cientos de Concejales y dirigentes sociales que día a día atienden las necesidades del pueblo, con sensibilidad y responsabilidad social» y agregò «hoy el peronismo de Salta empieza a dar sus primeros pasos hacia el 2023 y aquí está el peronismo unido que buscará un nuevo triunfo, acompañando al compañero Gobernador Gustavo Saenz»

Antonio Hucena secretario general de la CAP

Sobre el día de la lealtad remarcó Outes «Celebramos la lealtad y los instamos a mirar hacia adelante  para trabajar más unidos que nunca porque sabemos que es el Peronismo el que puede vencer cualquier diferencia y lograr las soluciones que necesitamos».

Por más que hubo muchos actos en distintos puntos de la ciudad el peronismo le demostró a todos aquellos que están en la vereda del frente del sentimiento nacional y popular que el movimiento peronista está vivo y que para lograr la reivindicación del pueblo no basta con solo hacer política, sino que también se la debe sentir en el corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *